lunes, 11 de febrero de 2008

Blanqueamiento dental

Unos dientes bonitos y blancos aportan a quien los posee un aspecto cuidado, juvenil y saludable. Esto ha derivado en la demanda cada vez más frecuente de las técnicas de blanqueamiento dental.

1. ¿Qué es?
2. En la consulta
3. En casa
4. Efectos
5. ¿Cuánto cuesta?

1. ¿Qué es?
Blanqueamiento dental. Es una técnica muy efectiva en determinadas situaciones.

Es un procedimiento de oxigenación usado para aclarar los dientes. Es muy efectivo para blanquear dientes oscurecidos por la edad o manchados por el café, el té, el vino tinto, las colas, el tabaco, etc.

No es tan efectivo para blanquear los dientes muy manchados por uso de algunos medicamentos, como la tetraciclina o por fluorosis. Existen dos modos generales de realizar el blanqueamiento: en la clínica dental y en casa.

2. En la consulta
El odontólogo aplica sobre la superficie de los dientes una sustancia blanqueadora (peróxido de carbamida, peróxido de hidrógeno, dióxido de silica...) que se activa mediante la luz halógena.

Esta sustancia provoca la liberación de oxígeno, que conduce a una oxidación de la materia orgánica dental, y cambia la porción pigmentada a una fase sin color. La duración total del tratamiento es de unas dos horas.

De un tiempo a esta parte están apareciendo nuevas técnicas de blanqueamiento dental. Así, el profesional puede usar un láser de CO2, de Argón, de oxígeno y ozono, etc.


3. En casa
Se realiza como tratamiento complementario al anterior. Se usa en casa durante la noche y consiste en la aplicación de peróxido de carbamida al 10%, mediante unos moldes de plástico blando (ferulas) que se adaptan a todos los dientes de la arcada dentaria.

Estos moldes se fabrican especialmente para cada paciente. Para realizar los moldes se toman medidas haciendo una impresión con un material plástico (alginato). Esta impresión se llena de yeso y sobre este molde se fabrica el molde de plástico flexible que será el que sirva para aplicar el producto blanqueador.

Antes de colocarse el molde, el paciente debe realizar una completa higiene dental , cepillando perfectamente los dientes y usando la seda dental. Sobre el molde se coloca un poco de gel, en cada uno de los espacios donde iran los dientes.

Tras esto se inserta dicho molde en la arcada y se elimina el gel que fluya por fuera del mismo, y que podría irritar las encias. Lo ideal es usarlos por la noche durante dos semanas, 8 horas cada noche. Al retirar el molde, éste ha de lavarse muy bien para eliminar el gel. El paciente debe limpiarse los dientes del modo habitual pero se aconseja el uso de agua tibia para evitar la sensación de recalo en los dientes.

La duración del tratamiento es de 2 a 6 semanas. Durante las mismas el paciente debe evitar el consumo de de cítricos, té, café, colas, vino tinto, bebidas gaseosas, zumos de fruta, tabaco, etc.

El color definitivo no es el que se ve tras el tratamiento, sino es el que queda a las dos semanas de concluido el mismo, durante las cuales se produce un ligerísimo cambio de tono.

Al final del tratamiento, muchos odontólogos aplican flúor o lo aconsejan en enjuagues o por medio del molde para evitar la posibilidad de que aparezca sensibilidad dental.


4. Efectos
La duración del blanqueamiento es de tres a cinco años. Esto depende mucho del cuidado que cada persona tenga con sus dientes en cuanto a limpieza y alimentación.

Así, se aconseja el uso de pastas dentales blanqueadoras y restringir el consumo de café, té, vino o tabaco. Además, se aconseja el uso durante cuatro días, entre cada seis y doce meses, de los moldes con el gel de peróxido de carbamida.

La American Dental Asociation (ADA) señala que no produce efectos perjudiciales para los dientes y que no causa debilitamiento, ni fracturas ni caries. Lo único que puede ocasionar es una sensibilidad en las encías o en los dientes en la primera hora tras quitar el molde y, en general, durante los primeros días de tratamiento, pero es transitoria.

Esto se amortigua con aplicación de flúor. A veces es necesario reemplazar los empastes o restauraciones de resinas compuestas, que son las de color diente, ya que su tono será seguramente más oscuro que el de los dietes tratados.

5. ¿Cuánto cuesta?
El precio varía de los 300 a los 420 euros con láser de luz halógena, y entre 750 y 1.300 euros con láser de argón, que disminuye el número de sesiones que deben seguirse en casa.

Design konnio.com