lunes, 11 de febrero de 2008

¿Cómo pueden los adolescentes mantener los dientes brillantes y saludables?

La mejor forma de que disfruten de una sonrisa y dientes saludables es continuar con los buenos hábitos bucales adquiridos durante la primera infancia. Cuando se utilice aparatos dentales u otro tratamiento ortodóncico, es importante:

Cepillarse por lo menos dos veces al día con una crema dental con flúor para eliminar la placa, ya que esta es la causa principal de las caries dentales y de la enfermedad de las encías.

Utilizar hilo dental para eliminar la placa depositada entre los dientes y debajo de la encía. Si la placa no se elimina diariamente, es posible que se endurezca y se convierta en sarro (una acumulación amarillenta, dura y antiestética).
Limitar el consumo de almidones y azúcares, especialmente, los alimentos pegajosos.
Visitar al dentista regularmente para que le realice revisiones y limpiezas profesionales.

Qué cuestiones dentales especiales debe conocer el adolescente?

Algunos problemas dentales ocurren en la adolescencia. Informarse mejor sobre temas de salud bucal facilita la toma de decisiones inteligentes.

La ortodoncia: muchos preadolescentes y adolescentes requieren aparatos dentales para corregir dientes apiñados o girados en relación con los arcos dentales. Los dientes que no se acomodan correctamente presentan mayores dificultades a la hora de mantener la limpieza, corren mayor riesgo de ser perdidos precozmente y provocan tensión adicional en los músculos que participan en la masticación. Una evaluación ortodóncica determinará si necesita aparatos dentales y qué tipo de tratamiento es adecuado para usted. Si utiliza aparatos dentales, debe prestar especial atención a la limpieza correcta de los dientes.


Los protectores bucales: si practica deportes, los protectores bucales son fundamentales para proteger su sonrisa. Estos dispositivos normalmente cubren los dientes superiores y están diseñados para evitar la fractura de los dientes, los cortes en los labios y otros daños en la boca. Si utiliza aparatos dentales u otros dispositivos dentales fijos (como puede ser un puente) en la mandíbula, su odontólogo puede sugerir un protector bucal para estos dientes también.


La nutrición: la nutrición juega un papel clave en su salud bucal. Los azúcares y almidones de muchos alimentos y bebidas ayudan a la formación de placa y la misma destruye el esmalte dental. Limite la frecuencia con que ingiere alimentos : cada vez que consume alimentos y bebidas que contienen azúcares o almidón, sus dientes son atacados por ácidos. Una dieta equilibrada constituye una gran diferencia para su salud bucal. Elija alimentos nutritivos, tales como queso, vegetales crudos, yogurt común o frutas.


El tabaquismo: si usted no fuma, no comience a hacerlo jamás. Además de otros problemas de salud, el tabaquismo mancha los dientes y las encías; y contribuye al mal aliento. A largo plazo, los hábitos de fumar, aumentan el riesgo de desarrollar cáncer bucal y enfermedades de las encías. Si consume tabaco, hágalo saber a su dentista y a su médico, e infórmeles sobre cualquier problema bucal que sufra.


Perforación bucal cosmética: a pesar de su popularidad, la perforación bucal puede causar complicaciones como infecciones, hemorragia incontrolable y daños en los nervios. Además, usted puede ahogarse accidentalmente con los aretes, las barras o las argollas, y la joyería de metal puede astillar o quebrar los dientes y dañar las encías. Si está considerando realizarse una perforación bucal cosmética, comuníqueselo a su odontólogo; él podrá ayudarlo a tomar las decisiones más seguras.


Trastornos de la alimentación: tanto la bulimia (ingesta compulsiva y vómitos) como la anorexia (temor desmesurado a aumentar de peso) son trastornos serios que erosionan el esmalte dental y afectan directamente el aspecto de los dientes. Si bien un dentista puede corregir el esmalte deteriorado de los dientes, él no trata el trastorno de alimentación en sí. Este trastorno pone en peligro la vida y requiere el abordaje de temas psicológicos sobre la imagen que el paciente tiene de sí mismo y el autocontrol. Si padece o cree padecer un trastorno de este tipo, hable con su médico.

¿Cómo puedo ayudar a que mis dientes sean más blancos?

Las limpiezas profundas realizadas por un dentista o higienista eliminarán la mayoría de las manchas externas (sobre la superficie de los dientes) causadas por los alimentos y el tabaco. El uso de una crema dental blanqueadora también puede ayudar a eliminar las manchas superficiales. Si las mismas han estado presentes durante muchos años, es posible que deba hacerse blanquear los dientes profesionalmente para eliminar las más rebeldes.

Las manchas internas (por debajo del esmalte) pueden blanquearse, cementarse o taparse (con una corona). Si bien cada uno de estos métodos es seguro y eficaz, su odontólogo recomendará el tratamiento apropiado para usted según el estado de sus dientes y los resultados que usted desee obtener.

Design konnio.com